El oro toco techo durante el Covid y empieza a bajar.

En 2020 a lo largo de 12 mese de pandemia el precio del oro ha tocado nuevos máximos históricos, alcanzando un precio de casi 2000 dólares la onza troy.

Sin duda, el covid y los fantasmas que se ciernen sobre el avance de la recuperación económica están impulsando la cotización del activo refugio.

Sin embargo, no son los únicos impulsores de la cotización del metal precioso. Las expectativas de compras adicionales por parte de los bancos centrales de algunas economías emergentes se están convirtiendo en catalizadores del activo refugio.

La explicación del comportamiento del precio del oro radica en el hecho de que invertir en el metal precioso no solamente no tiene una rentabilidad como una tasa o un dividendo, sino que además tiene costos de mantenimiento del metal físico o bien el costo del índice financiero que lo replica y es por ello que la mayor demanda de este metal tiene siempre como objetivo el de mantener el capital en términos reales.

Como consecuencia de lo expuesto y de la tendencia observada en el último año se puede concluir que, en la medida en que la incertidumbre envuelva los mercados, el precio del oro no encontrará su techo.

La increíble escalada que efectuó el precio del oro, no sólo ha beneficiado a quienes invierten directamente en lingotes o monedas, sino que también ha sido muy productivo para aquellos que han invertido en Fondos Cotizados (ETF) que replican en su comportamiento.

Son más de 40 los fondos que en la actualidad se pueden adquirir en el mercado español y que invierten en el sector del oro a través de empresas mineras. Lo sorprendente es que las ganancias que han generado estos fondos, en la mayoría de los casos, un 95% de hecho, han hasta duplicado las ganancias obtenidas por los inversores que invirtieron en el metal.

Este dato no es menor ya que en lo que va del año el oro se ha revalorizado un 35% aproximadamente.

Algunos fondos como el STABILITAS Pacific Gold+Metals ha alcanzado este año ganancias del 136%, cuadriplicando así las obtenidas por el metal.

El origen de las abrumadoras ganancias alcanzadas por algunos de los fondos cotizados (ETF) tiene su origen en las ganancias que están obteniendo las compañías que componen la cartera de inversión de estos fondos.

Hay otros fondos como LODH Invest World Gold Exp EUR P y Share Gold, que si bien no alcanzaron los números del anterior si se posicionan fuertemente frente a las ganancias.

Cuando analizamos estos casos siempre nos ronda una pregunta: hay tiempo todavía para obtener ganancias en este ámbito?

La respuesta es simple, aparentemente mientras el dólar continúe en su camino de depreciación, el precio del oro no parece tener límites. Mientras el oro continúe su rally alcista, estos fondos replicarán las ganancias también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.