El año 2019, fue el año del oro.

Su precio alcanzó niveles récord, al tiempo que la demanda mundial alcanzó cotas nunca vistas.

Según datos proporcionados por el Consejo Mundial del Oro (World Gold Council), la demanda del metal precioso alcanzó en 2010 las 3.812,2 toneladas, con un valor de 150.000 millones de dólares.

La onza de oro al contado tocó máximos históricos el 9 de noviembre del 2019 cuando su precio se situó en 1.421 dólares por onza en el mercado del oro de Londres. De acuerdo a las estimaciones efectuadas por el WGC, la demanda de oro, y consecuentemente su precio continuarán aumentando durante este año.

Los sectores que han impulsado el precio del metal precioso en 2019, han sido varios. En primer lugar el de la joyería, principalmente por la demanda de los consumidores asiáticos, y en particular en China e India, que ha llevado a una recuperación del sector y un incremento del 17% en la demanda anual respecto de 2018.

Asimismo, y en segundo lugar, la demanda se vio impulsada por el cambio de política de los Bancos Centrales, que han pasado de vendedores netos del metal a compradores, rompiendo la tendencia por primera vez en 21 años.

Los inversores han sostenido bastante bien su demanda con 1.333 toneladas (por valor de 52.000 millones de dólares) la segunda más alta lograda. Comparativamente con el año 2018, estas cifras representan una demanda del 2% inferior.

Sin duda, de este informe se desprende que 2019 fue un gran año para el oro, con una demanda fuerte y sostenida de todos los sectores.

Se espera que durante este año, continúe creciendo la demanda de la noble materia prima tanto de parte de los asiáticos, por la joyería como de parte de los Bancos Centrales de los países emergentes, los que se prevé continúen refugiándose en el oro como método de preservación de su riqueza e impulso de la estabilidad del mercado financiero local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.